«Es obvio que la poesía y la fotografía pueden complementarse y hasta influirse recíprocamente. Por una parte, la fotografía capta una imagen fija, inmóvil (a veces sólo un instante de una realidad dinámica o de una coyuntura motriz, desplazable o vibrante), y la poesía puede, a partir de esa suspensión o tregua del movimiento, hacer una lectura que la enriquezca. Por otra parte, la poesía, que genera o propone transformaciones, procesos, auges o deterioros, puede ser sintetizada ejemplarmente por la fotografía cuando ésta elige de aquella una imagen decisiva, que habla por sí misma.»


Mario Benedetti Poeta

domingo, 30 de octubre de 2011

Faro de Cabo Peñas, Asturias

Foto tratada por mi imitando postal antigua. 

Un poco de historia:
En el siglo XIX, debido a la insistencia permanente de marineros y marinos, se encargó al ingeniero Juan Rajó el reconocimiento de los alrededores del cabo, para buscar el lugar más adecuado para la construcción de un faro que pusiera fin a tan persistente amenaza. Se construyó el faro de Peñas en la meseta más saliente del cabo, no sin antes considerar la posibilidad de hacerlo en la isla Erbosa, al NW, donde el terreno alcanza los 100 m sobre el nivel del mar, siendo éste el punto más saliente de la costa asturiana, finalizando en acantilado cortado a pico que se prolonga mar adentro casi una milla al NE del actual faro. La razón por la que se desechó su construcción en la isla Erbosa fue la observación de que un sector muy importante de la costa, localizado al Este del cabo, quedaría en penumbra oculta por el propio promontorio.
 


El Faro de Cabo Peñas es el más importante y de más alcance del litoral asturiano y desde 1852 es luz y guía de marinos, ésta última linterna fue adquirida en la Exposición Universal de Barcelona en 1929.

Con anterioridad a 1852 se señalizaba con fuego, quemando troncos en una pantalla de piedras que iluminaba la noche en Peñas e indicaba el camino de vuelta a casa a los marineros. Esto también se hacía en las cercanías de los puertos como en Candás y Luanco. Hoy en día el proceso está automatizado e informatizado, no siendo necesaria la manipulación diaria, pero si una continua supervisón que garantice su funcionamiento, especialmente cuando los temporales y las tormentas azotan la rasa costera, poniendo a prueba tanto los propios sistemas del faro como el suministro eléctrico y las comunicaciones.
 
Actualmente, en la planta baja del faro se ubica el Centro de recepción de visitantes e interpretación del medio marino de Peñas (MEMAP). El centro ha sido galardonado con la Bandera Azul en el año 2006 y 2007, y con el distintivo temático por la Información y Educación Ambiental en 2007.
El faro alumbró por primera vez el 15 de agosto de 1852. La lámpara utilizada era de mecanismo de relojería y mecheros de cuatro mechas, utilizando aceite como combustible, este sistema de alumbrado se renovaría en 1913, quedando el viejo sistema como reserva.
Debido al lamentable estado de conservación del edificio y a problemas con el alumbrado y la visibilidad para los barcos, se construyó un nuevo faro, las obras se llevaron a cabo entre 1925 y 1929, inaugurándose el faro el 13 de diciembre de 1929. En 1946 se electrificó el servicio.

 
En 1951 se instaló una sirena con 14 vibradores electromagnéticos situados en una columna de hormigón al norte del faro, justo al borde del acantilado, que emite la letra P en código Morse. Actualmente sólo tiene 6 vibradores.
En 1956 se pone en servicio el Radiofaro, emisora de radio que emite un indicativo en Morse, en este caso el grupo PS. Fue relevado por uno más moderno en 1978.

Este faro es uno de los observatorios meteorológicos más antiguos de Asturias. Actualmente el Instituto Nacional de Meteorología tiene aquí una estación automática. En 1916, se construyó un semáforo para comunicarse con los barcos a través de un código de banderas. Su función se extinguió en 1969.
En 1978 se instalaron dos estaciones de la Radio Costera, de funcionamiento automático. El faro de Peñas solamente se apagó entre el 18 de julio y el 20 de agosto de 1898 a causa de la guerra de Cuba y en diversos períodos de la guerra civil española por la fuerza de las armas.



"Nunca nos acercamos más a otro mundo que en el mar."
ANNE STEVENSON

2 comentarios:

El Vigia dijo...

Helena. Que Dios te bendiga.
Me traes al recuerdo de mi padre, Juan A. Fernandez de Vigo (entre Navia y Luarca)
cuano en Cuba me hacia cuentos de su ninez
en Asturias. Si, me contaba del faro de Pena y el faro de Busto. A mi me ha gusto pararme en el acantlado de La Tornil frente a LA Romanela.
Ya fallecido, todavia vive in mi y en su recuerdo.
Juan A. Fernandez. Waterford. CT (EEUU)

Helenai (xiloc) dijo...

Hola Juan, lo primero, gracias por tu comentario, me alegra saber que esta entrada en el blog te ha traido buenos recuerdos de tu padre y de tu infancia, nunca se olvida a los padres ni sus historias vividas.
Un saludo desde Málaga, España.

Publicar un comentario

Agradezco mucho vuestros comentarios, siempre es agradable saber que a alguien le interesa lo que publicas...