«Es obvio que la poesía y la fotografía pueden complementarse y hasta influirse recíprocamente. Por una parte, la fotografía capta una imagen fija, inmóvil (a veces sólo un instante de una realidad dinámica o de una coyuntura motriz, desplazable o vibrante), y la poesía puede, a partir de esa suspensión o tregua del movimiento, hacer una lectura que la enriquezca. Por otra parte, la poesía, que genera o propone transformaciones, procesos, auges o deterioros, puede ser sintetizada ejemplarmente por la fotografía cuando ésta elige de aquella una imagen decisiva, que habla por sí misma.»


Mario Benedetti Poeta

sábado, 8 de octubre de 2011

Piedra Mucar o Mucara (Piedra de coral o piedra del mar).

A estas alturas supongo que ya os habréis dado cuenta de mi debilidad por México, así que una vez más hoy os voy a hablar de otra curiosidad muy interesante, de la Piedra Mucar, habéis oído hablar alguna vez de ella? Bueno, pues para los que no, os cuento que tampoco yo había oído hablar de esa piedra, bueno, se le llama piedra pero en realidad es un coral, hasta que fui por primera vez de viaje a México, en concreto a Veracruz, ahora ya no tiene el uso que tenía entonces, a parte de que no hay mucha y la que queda está protegida, sólo la usan en contadas ocasiones y quien se la pueda pagar, como decoración en casas y edificios.

Las fotos de la piedra se las he sacado a unas muestras que me traje de ese viaje en 1997, las guardo en una caja con arrena de las playas de Cancún que también me traje, conchas, etc.... Del Fuerte y del Baluarte las fotos que tengo son pésimas y tendría que escasearlas, así que pongo una de cada que he encontrado en la web y al final subo un vídeo de San Juan de Ulua. Espero poder volver alguna vez y entonces si haré buenas y bonitas fotos de todo los sitios que he visitado por aquellas tierras.


Los corales madrepóricos o escleractinios, principales elementos de los arrecifes coralinos, son animales que se caracterizan por presentar un exoesqueleto de carbonato de calcio, a estos esqueletos en forma de ladrillos, se les llama “Piedra Mudar” o “Mucara”. Han sido utilizados a lo largo de los siglos por varias culturas para la construcción de edificios, todavía a fines de la década de los setenta y principios de los ochenta, el uso de esta piedra era una práctica habitual. Pero la extracción de corales causó grandes catástrofes ecológicas y económicas, como la desaparición de enormes extensiones de playas turísticas, con la consecuente pérdida de ingresos económicos para las islas, tanto por la pérdida de las playas como por que se necesitó restaurar los arrecifes de manera artificial en México.

El primero en citar el sistema arrecifal veracruzano y la Piedra Mucar, de origen madrepórico, para la construcción de casas en el puerto de Veracruz, fue Alexander Von Humboldt en su ensayo político sobre la Nueva España, hace un siglo (1891) : “Los edificios del centro de la ciudad y las edificaciones como el baluarte de Santiago y la fortaleza de San Juan de Ulua, están construidas con dicha piedra.”


El islote de Ulua se encuentra rodeado de un arrecife de coral que a su vez cierra la entrada el puerto. La composición del suelo está formada por arena y un arrecife de coral, una especie de madrépora, denominada comúnmente piedra múcara, utilizada para la construcción de la fortaleza y de la mayoría de los edificios de la ciudad de Veracruz debido a la falta de piedra en la zona.

El primer material que se utilizó para la construcción de San Juan de Ulua, extraída de los arrecifes de coral del mar, se cortaba en sillares regulares y se unían con un mortero formado por la cal obtenida de madréporas y arena.




Fuerte de San Juan de Ulúa

San Juan de Ulúa es el nombre de una pequeña isla en la que se ubican la antigua fortaleza y el otrora puerto (también del mismo nombre) construido en un principio por los españoles al mando de Hernán Cortés el 22 de abril de 1519.

Ubicada frente al actual puerto de Veracruz, su origen está ligado a la fundación de la Villa Rica de la Vera Cruz. Su nombre original era "Chalchicueyecan" o "Chalchichuecan", en 1518 fue bautizada como San Juan en honor del capitán Juan de Grijalva quién comandó la segunda expedición enviada desde la isla Fernandina (Cuba) en busca de rescate de oro; y Ulúa porque según la leyenda, cuando los españoles llegaron a esta isla encontraron a dos muchachos sacrificados y le preguntaron a un indígena el por qué de tal suceso. Éste les contestó que los de Culúa (o acolhuas, los habitantes del lugar) los mandaban a sacrificar, pero como los españoles no lo supieron pronunciar y desconocían lo que el nativo les decía, pensaron que se estaba refiriendo al lugar.
El islote sirvió primeramente de abrigo y muelle para los galeones que traían mercancías y viajeros de España. Hacia 1535 se inición la construcción del fuerte con el fin de proteger el fondeo de las embarcaciones por el mal tiempo, así como también la defensa del puerto de Veracruz de los ataques de piratas.

Con el paso del tiempo, San Juan de Ulua se convirtió en la fortaleza más formidable de su tiempo, siendo precisamente por ello elegida para alojar al contingente de hombres que buscaban la reconquista de México, tras la consumación de la Independencia. Y por esa misma razón, fue también ocupada por los ejércitos norteamericanos durante la invasión de estos al territorio mexicano hacia 1847.
Posteriormente fue transformada en prisión para políticos. También fue sede del poder ejecutivo federal en 1915, cuando el puerto fue ocupado, y más tarde liberado bajo la dirección de Venustiano Carranza, quien utilizó el edificio como sede de su gobierno durante algunos días.

Actualmente es un museo, con excepción de uno de los Baluartes, que es ocupado por la Armada de México. (fuente: http://www.sanjuandeulua.com.mx/ ).



Baluarte de Santiago

Es una edificación militar que se concluyó en el año 1635, en el siglo XVII.
Iniciándose la construcción de una muralla integral circundante, que constaban de siete baluartes y conformaban el sistema defensivo amurallado de la ciudad, ubicándose en el extremo sur frente a la costa del golfo, cuyo propósito era contribuir al resguardo de la ciudad y evitar los constantes ataques que el Puerto de Veracruz sufría.
Es el único baluarte sobreviviente de los nueve que resguardaron al puerto de los ataques de piratas y corsario. Construcción defensiva militar de acceso restringido, gruesos y altos muros.


4 comentarios:

Ingeniero Luis Carrasco Salvo -UTE- dijo...

En la historia de la ingenieria en América Latina, falta explicar, estudiar y recrear el espíritu -a veces sangriento- de los españoles que construyeron estas increibles fortalezas. Todo el territorio de America Latina está lleno de estas construcciones pétreas, que junto a las obras de los ingenieros aztecas, incas, toltecas y tantos más conforman un capitulo de importancia superior en la historia de la ingenieria mundial. Cuidemos este patrimonio que la lluvia acida esta destruyendo a ojos vistas de todos.

Helenai (xiloc) dijo...

Buenos días Luis,

Lo primero gracias por tomarte el tiempo de leer la entrada del blog y lo segundo por dejarme un comentario, lo cual agradezco enormemente.

Y si, tienes toda la razón, en la construcción de estas fortalezas y demás edificios históricos hay mucho de que hablar, sobre todo del sacrificio de tantas personas a las que no les quedó más remedio que trabajar en esas construcciones a base de muchísimo esfuerzo y seguro que pasando muchas calamidades, mucho sufrimiento, sería muy interesante contar con los relatos de algunas de esas personas. Por eso y con más razón si cabe, hay que cuidar estas obras en memoria de todas esas personas que hicieron posible que ahora podamos contemplar y admirar todo este patrimonio.

Un saludo

Presu dijo...

Muy buena la información, gracias por hacer la investigación y compartirlo en tu blog. A veces los habitantes del puerto de Veracruz, ni nos tomammos la molestia de apreciar nuestra historia, Saludos

Helenai (xiloc) dijo...

Gracias Presu por pasarte y tomarte el tiempo de leer la entrada, aprecio mucho tu comentario, más vieniendo de un veracruzano, tierra que adoro y añoro, ese oir la marimba por donde quiera que vayas, los soportales, las tardes de danzón en la plaza, el torito de cacahuate y tantas otras cosas, sus gentes, su historia, etc., como me gustaría volver alguna vez.
Lo que comentas no es de extrañar, yo creo que eso nos pasa a todos, que a lo que tenemos tan cerca no le damos mayor importancia, sólo nos damos cuenta de su valor cuando ya no estamos en el lugar.
Un saludo.

Publicar un comentario

Agradezco mucho vuestros comentarios, siempre es agradable saber que a alguien le interesa lo que publicas...