«Es obvio que la poesía y la fotografía pueden complementarse y hasta influirse recíprocamente. Por una parte, la fotografía capta una imagen fija, inmóvil (a veces sólo un instante de una realidad dinámica o de una coyuntura motriz, desplazable o vibrante), y la poesía puede, a partir de esa suspensión o tregua del movimiento, hacer una lectura que la enriquezca. Por otra parte, la poesía, que genera o propone transformaciones, procesos, auges o deterioros, puede ser sintetizada ejemplarmente por la fotografía cuando ésta elige de aquella una imagen decisiva, que habla por sí misma.»


Mario Benedetti Poeta

martes, 20 de octubre de 2015

"Apapachar"


Una palabra que siempre me ha gustado tanto por como suena como por su significado "Apapachar" o lo que es lo mismo "Acariciar con el Alma" según algunos autores. 

Os dejo una breve explicación recogida de distintas pág. de Internet.

Es una palabra de origen náhuatl que está incorporada al español de México, y la Escuela de Escritores la ha llegado a considerar como la palabra más bella del castellano.
Una palabra de uso común en México y en muchos países de Latinoamérica y ya reconocida por la Real academia de la Lengua Española como:
apapachar.
1. tr. Hond. y Méx. Dar apapachos a alguien.
apapacho.
1. m. Hond. y Méx. Palmadita cariñosa o abrazo.


Apapachar viene del verbo “patzoa”, que significa “apretar”. En náhuatl (lengua nativa de México con mayor número de hablantes actualmente)  a veces para hacer el plural o para dar énfasis a algunas cosas se duplica la primera sílaba, entonces haciendo esa duplicación, “papatzoa” significaría “apretar fuerte”, "ablandar algo con los dedos", también "dar cariño"

Luego tenemos el cambio de “tz” a “ch” (de “papatzoa” a “papachoa”), que es algo muy común cuando se castellanizan las palabras nahuas. Probablemente la palabra pasó como verbo y con el tiempo y el uso se convirtió en el sustantivo “papacho”. Aquí es donde entra la explicación de la “a” que se le puso al principio. Esa “a” es una cosa del español, no del náhuatl. Con esa “a” se transforma el sustantivo “papacho” en un verbo (como pasa con el sustantivo “calambre” y el verbo “acalambrar” o el sustantivo “susto” y el verbo “asustar”).

Tenemos entonces que apapachar significaría literalmente “apretar fuerte” aunque la clase culta de los aztecas le daba un sentido más profundo y que se refleja en el sentido que le dan los mexicanos: “abrazar o acariciar con el alma”.

Un apapacho puede ser un abrazo, un beso, una caricia tierna, una acción para curar una herida, o todos juntos. El apapacho puede ser físico o emocional.

Se dan apapachos a aquéllos por quienes se tienen sentimientos de afecto, de cariño o de amor. Se puede consentir o consolar a alguien con apapachos.

A los niños consentidos les llamamos en México, apapachados.


De todas formas a mi me ha gustado este significado romántico que le dan algunas personas, me quedo con él para acompañar esta foto con mi Yara que es pura ternura y dulzura, ella me acaricia el alma todo el tiempo y yo no paro de apapacharla.

La ternura acaricia el alma de quien la brinda, 
y abraza el corazón de quien la recibe.
 
"Acariciar con el Alma"

Es olvidarse de todo para ser caricia.
Pureza que no necesita sentirse de piel.

Para sentir lo que siente otra piel.

Tiempo que en el silencio queda detenido.

Para suspenderse en la suavidad de la inocencia.


Es mecer a la ternura en los brazos.

Cantándole canciones de cuna.

Sin mover los labios.

Ser brisa tibia que se viste de susurro.

Para hacer vibrar dos emociones como una.



Acariciar el alma.
Es escribir la palabra yo.

Con t de tú.

Sabiendo que el corazón no se equivoca.


Este poema lo he encontrado en este blog: Lola Escribe y Siente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco mucho vuestros comentarios, siempre es agradable saber que a alguien le interesa lo que publicas...