«Es obvio que la poesía y la fotografía pueden complementarse y hasta influirse recíprocamente. Por una parte, la fotografía capta una imagen fija, inmóvil (a veces sólo un instante de una realidad dinámica o de una coyuntura motriz, desplazable o vibrante), y la poesía puede, a partir de esa suspensión o tregua del movimiento, hacer una lectura que la enriquezca. Por otra parte, la poesía, que genera o propone transformaciones, procesos, auges o deterioros, puede ser sintetizada ejemplarmente por la fotografía cuando ésta elige de aquella una imagen decisiva, que habla por sí misma.»


Mario Benedetti Poeta

viernes, 16 de septiembre de 2011

Mito de los Malinos del Cabo Peñas

Se dicen de ellos que son como espíritus invisibles con malas intenciones que se introducen dentro de las personas para provocarles enfermedades, locura de los que beben en sus fuentes y demencia. Hay muchas formas de posesión del Diablo pero en el caso de los Malinos se dice que su cura es mediante el consumo de ajos, como aquella señora que se encerró en un hórreo y se curó comiendo los que había en su interior.

El cabo Peñas es el cabo más septentrional del Principado de Asturias, y está situado en el concejo de Gozón. Es uno de los paisajes protegidos incluidos en el Pan de Ordenación de los Recursos Naturales de Asturias (PORNA), con impresionantes panorámicas y abruptos y espectaculares acantilados de 90-100 metros de altura.

2 comentarios:

Ana Olga dijo...

Me dejaste intrigada con lo de los Malinos... y también anduve rebuscando por internet... ¡¡no me extrañaría!! esos acantilados deben tener de todo!

Helenai (xiloc) dijo...

La verdad es que esos acantilados son una maravilla de la naturaleza. Me alegra que te gustara la historia de los Malinos.
Un besin Ana.

Publicar un comentario

Agradezco mucho vuestros comentarios, siempre es agradable saber que a alguien le interesa lo que publicas...