«Es obvio que la poesía y la fotografía pueden complementarse y hasta influirse recíprocamente. Por una parte, la fotografía capta una imagen fija, inmóvil (a veces sólo un instante de una realidad dinámica o de una coyuntura motriz, desplazable o vibrante), y la poesía puede, a partir de esa suspensión o tregua del movimiento, hacer una lectura que la enriquezca. Por otra parte, la poesía, que genera o propone transformaciones, procesos, auges o deterioros, puede ser sintetizada ejemplarmente por la fotografía cuando ésta elige de aquella una imagen decisiva, que habla por sí misma.»


Mario Benedetti Poeta

jueves, 22 de septiembre de 2011

Tepezcohuite


Habéis oído hablar alguna vez de "El árbol de la piel", o lo que es lo mismo, del Tepezcohuite? Pues os voy a hablar sobre este árbol tan interesante, ya veréis, os va a gustar....

No tengo ninguna foto de este árbol, asi que he buscado por la web y he encontrado un par de ellas que servirán para acompañar la historia.

TEPEZCOHUITE

La "piel vegetal" de los mayas

El Tepezcohuite o Tepescohuite es conocido tradicionalmente como “árbol de la piel”, “árbol de la vida” o “palo de herrero”.

La corteza tostada del tepezcohuite fue usada por los mayas para el tratamiento de las lesiones cutáneas, y en esa región todavía sigue siendo empleada por su particular eficacia en el tratamiento de quemaduras. Sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, anestésicas y regenerativas de la epidermis le valieron el sobrenombre de ‘planta milagrosa’.

La parte esencial del tepezcohuite es su corteza rojiza, que es donde se concentran sus propiedades curativas. Contiene cobre, hierro, zinc, manganeso, magnesio y flavonoides, entre otros compuestos. Es un excelente regenerador celular de la piel, capaz de inducir una cicatrización rápida y sin que permanezca señal visible alguna.


Un poco de historia:
Los mayas siempre estuvieron interesados en la investigación y aplicación de las plantas que poblaban la inmensa geografía de Mexico, utilizando unas para alimentos y otras para fines medicinales o en cosmética. Dentro de la amplia gama de productos naturales aportados por México en el mundo actual, encontramos una planta, que por su forma y localización, en la época prehispanica la llamaron “Tepezcohuite”, nombre de raíces de la lengua náhuatl que según los expertos oficiales, proviene de la palabra tepezcuahuitl, que significa “árbol del cerro que sangra”. Este arbusto era utilizado por los mayas desde hace más de 10 siglos como cura para enfermedades de la piel.

El Tepezcohuite tostado fue usado por los Mayas hasta el siglo X para el tratamiento de lesiones superficiales en la piel. Hoy en día se sigue utilizando, ya que tiene un gran poder de regenerador celular. Su esplendor como civilización coincide con el apogeo de su Época Clásica (250-900 d.C.), por lo que cuando el navegante español Francisco Hernández de Córdoba llegó en 1517 a las costas de la península del Yucatán, solamente encontró una sombra de su gloria anterior. No obstante la "huella" maya todavía se ve con mucha claridad en amplias zonas mesoamericanas, y de sus costumbres, usos y tradiciones aún podemos aprender y sacar beneficios prácticos.
El tepezcohuite no tenía secretos para los mayas y desde tiempos inmemoriales fue usado para el tratamiento de lesiones cutáneas. La aplicación del polvo de su corteza sobre heridas y especialmente quemaduras calmaban el dolor de las mismas y aceleraba en gran manera su curación, evitando incluso la aparición de cicatrices.

Tales propiedades regeneradoras de la piel, hicieron creer a aquellos mayas, que se trataba de un árbol sagrado. Por ello, las tradiciones heredadas de aquellos originarios americanos nos relatan los efectos "mágicos" del tepezcohuite en el tratamiento de úlceras, llagas de diversos tipos y quemaduras. Aquel conocimiento ancestral no quedó en el olvido y ha llegado hasta nosotros gracias a las tradiciones populares.

Curiosamente la ciencia moderna y las últimas investigaciones confirman las magníficas propiedades de este producto natural. Así es que podemos decir que el tepezcohuite posee cualidades bacteriostáticas, antisépticas, analgésicas, cicatrizantes y regeneradoras.

En 1984, en una fábrica hubo una explosión dejando 500 personas con quemaduras severas. El Dr. León Roque quién estaba familiarizado con la planta del Tepezcohuite, quiso comprobar las capacidades curativas de la planta aplicándola a las personas quemadas. Se les aplico polvo de la corteza de Tepezcohuite como una cura a la piel quemada. Con dicha prueba se comprobaron las capacidades de anti-inflamatorio, anti-bacteriano, anestésico y regenerador que tiene la planta.

Durante el terremoto de México en el 85 fue utilizada y se le considero como un milagro la acción del Tepezcohuite en los hospitales de Tlalnepantla .

Y debido a estas capacidades, el Tepezcohuite se ha utilizado mucho en la farmacología y en cosmética como un agente rejuvenecedor de la piel, mezclado con otros productos, como el ginseng, da una mayor eficacia en el tratamiento. Para este fin se han desarrollado productos como cremas, jabones, champús y lociones.
Por todo lo expuesto y mucho más, no es de extrañar que los mayas creyeran que el tepezcohuite fuese una planta "milagrosa". 




Descripción Botánica:
Árbol espinoso, de tronco leñoso de aproximadamente 8 m de alto, y de 10 a 15 cm. de diámetro, un poco pubescente, con las hojas de 10 a 25 cm. de largo alternas o compuestas de 20 a 40 hojuelas lineares y oblongas, casi sésiles o los peciolos de 1 a 2.5 cm. de largo, el ráquis algunas veces espinoso.
Familia: Mimosoidae – Mimosaceae
Especie: Acacia tenuifolia (L) Willd

Hábitat:
En clima cálido entre los 50 y los 600 metros sobre el nivel del mar. Asociada a bosque tropical caducifolio y matorral xerófilo, y también en pastizal, donde se considera como vegetación clímax.

Originario de México. Lo podemos encontrar en el Estado Chiapas, en la depresión central del Valle de Cintalapa y en la zona Noroeste de la planicie costera del Pacifico. Además en una pequeña parte de la región Noroeste de Guatemala.

Cuándo es conveniente tomar tepezcohuite:
De forma externa, en casos de problemas de la piel, como quemaduras, heridas, psoriasis o acné.
De forma interna, si se sufre de úlcera, hiperacidez, gastritis, enfermedad de Crohn o migrañas.

Presentaciones del tepezcohuite:
Actualmente el tepezcohuite se aprovecha para la elaboración de complementos naturales para la salud, tanto en solitario como acompañado de otros ingredientes.

Hay una amplia gama de productos hechos a base de este árbol, cremas, lociones, mascarillas y champús entre otros. Pero la gente que lo usa prefiere comprarlo en herbolarios en su forma natural.
  • En cápsulas, recomendado para problemas como gastritis, artrosis o cistitis.
  • En champú, para mantener un cabello sano. En caso de sufrir pérdida o tener el cabello muy estropeado se recomienda combinar con la “loción capilar de tepezcohuite”.
  • Crema para manos, para personas que realizan trabajos manuales que pueden dañar su piel o simplemente para mantenerlas suaves y cuidadas.
  • Gel de baño, cuando existen problemas de la piel y no se toleran los geles convencionales. O sencillamente para mantener la piel en buenas condiciones.
  • Leche bronceadora, para protegerse del sol y al mismo tiempo cuidar la piel.
  • Leche corporal, para mantener la piel suave e hidratada.
  • Polvo de tepezcohuite, para problemas de piel, estomacales e intestinales.
  • Crema para las arrugas del rostro.
  • Pomada para problemas de verrugas, rozaduras, irritaciones, picaduras de insectos, ezcemas y manchas de la piel.
Efectos secundarios del tepezcohuite: No tiene, ni aplicado exteriormente ni por vía interna.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya blog más interesante has montado Helena...con mis cosas favoritas, viajes, fotos y curiosidades...y todo con mucho encanto y cariño como el que solo tu sabes poner a cada uno de tus proyectos. Felicidades amiga..
procuraré pasarme cada vez que tenga un minutito libre.
Besitos y buena andaduda blogera.
Carmen Siles

Helenai (xiloc) dijo...

Gracias por tu comentario Carmen, ya sabía yo que te iba a gustar....procuraré poner una entrada nueva cada día o al menos cada dos....

Un besito grande preciosa.
Helenai

Nube Astur dijo...

Me ha encantado el post, me viene al pelo ;-), lástima que no haya por la zona donde voy a estar.
Besinos.

Helenai (xiloc) dijo...

Tepezcohuite lo hay por todo México, lo puedes encontrar en farmacias y otras tiendas, tu pregunta, eso si, asegúrate que es del bueno, y no de cualquier tipo de Mimosa, yo lo tengo en polvo y en pomada y también lo he usado en jabón, lo hay hasta en chicle...

Besinos y gracias por pasar...

Manuel dijo...

Es bueno saber un poco sobre la historia de este árbol endémico de México y que puede ayudarnos en forma natural; como bien comentas hay muchas farmacias que ofrecen pomada de tepezcohuite en México y otros países por su enorme popularidad y efectividad. Saludos

Helenai (xiloc) dijo...

Gracias Manuel por dejarme un comentario y pasarte por el blog, aquí en España se ha vuelto muy popular de un tiempo a esta parte pero son pomadas industriales donde la cantidad de tepezcohuite que llevan es mínima, ni siquiera tienen el color tan característico del mismo. Un saludo

Publicar un comentario

Agradezco mucho vuestros comentarios, siempre es agradable saber que a alguien le interesa lo que publicas...